El CSL es un centro de investigación de la Universidad de Florencia que apoya instituciones, empresas y organizaciones en el desarrollo tanto de su comunicación externa como de su comunicación interna y organizacional.
Utilizando instrumentos especialmente perfeccionados a lo largo de los años, mediante la tecnología más avanzada, el CSL contribuye a la mejora de la producción de bienes y servicios de las Entidades que solicitan un asesoramiento.Colaborar en la solución específica a un problema social o económico es una fuente esencial para el progreso de la investigación científica del CSL.


La comunicación generativa

¿La comunicación? Un área de las Organizaciones para generar recursos

comunicazione-generativa_coverLa Comunicación Generativa es un modelo de análisis y diseño de los procesos de comunicación muy demandado por Compañías, Empresas, Instituciones y Organizaciones en general, basado en el uso avanzado de la elaboración automática de la información.

Ésta encuentra su aplicación práctica en la metodología generativa que viene utilizada en los proyectos de investigación a través de herramientas y productos dirigidos al desarrollo de proyectos de comunicación interna y externa.

El modelo nace en la primera mitad de los años setenta del siglo pasado como idea y proyecto de investigación dentro de las ciencias filológicas por iniciativa de Luca Toschi, en aquel entonces joven investigador entre Italia y los Estados Unidos (UCLA, Universidad de Harvard, Universidad de Connecticut). El propósito de esta investigación fue intentar entender cómo era posible penetrar en el proceso creativo de grandes escritores como Petrarca, Maquiavelli, Tasso, Goldoni, Manzoni, Verga y Pirandello aprovechando las incipientes nuevas tecnologías informáticas cada vez más “personales” y, por consiguiente, en la comprensión de cómo sus obras habían sido leídas y reescritas por otros lenguajes y medios (desde las ilustraciones para libros hasta el cine, desde la fotografía al teatro, de la publicidad a la moda).

Sigue dominando la idea de que el uso de las nuevas tecnologías sea en sí mismo innovación, sea en sí mismo un proyecto. No es de extrañar, entonces, que la visión providencial de estas herramientas a menudo acabe ralentizando el progreso cultural, social, económico, político en lugar de promoverlo. Ciertamente está haciendo degenerar la idea de los recursos, considerada cada vez más mecánica y, por lo tanto, financiera y monetaria y cada vez menos humana.

Luca Toschi, La comunicazione generativa, Apogeo, Milano 2011, www.comunicazionegenerativa.org

La Comunicación generativa constituye la base de la metodología generativa. Se afrontan algunas de las áreas de investigación de la comunicación más importantes, diferentes entre sí pero fuertemente entrelazadas.

La buena comunicación genera recursos ilimitados;

La mala comunicación consume sin límites los recursos, comenzando por los de los humanos.

En este libro se habla de comunicación…
… de comunicación entre personas, entre grupos, entre los hombres y las cosas, entre hechos y opiniones, entre ficción y realidad, entre digital informático y digital natural. En resumen, “de la inmensa fuerza que une y divide a todos y todo creando la historia de la humanidad”. Se habla de redes y de lenguajes, de textos y de gramáticas; de cómo las nuevas tecnologías de la comunicación están ayudando al poder generador de la imaginación humana y de cómo los “guiones invisibles”, escondidos detrás de la aparente neutralidad y la necesidad de las máquinas, pueden dirigir sin que seamos conscientes  nuestras acciones, ideas y elecciones.

La comunicación, por su función de escritura/lectura social, de energía que construye y hace construir nuestro social individual y colectivo, debe tener en cuenta que la sociedad del conocimiento no necesita una comunicación que la predique, sino que la practique, que intente llevarla a cabo experimentando comunicaciones/comunidades que en el pasado nunca se han visto ni oído. Necesita también cometer errores; pero de acuerdo con un método que haga que el error no sea un defecto, sino una contribución esencial en el camino hacia la construcción de un mundo futuro que consagra la salida del hombre de la prehistoria, y empiece a escribir una historia bastante diferente a lo que hasta ahora hemos sido capaces de imaginar