Los proyectos del CSL se basan en la metodología de la Comunicación Generativa y parten de una avanzada investigación para aplicarla a las necesidades y exigencias reales en el campo social, económico y cultural. Por este motivo, la investigación de las teorías sociológicas y de las técnicas de la comunicación, junto a la constante implementación del paradigma generativo de la comunicación, constituyen siempre los datos de partida de cada proyecto para las fases de análisis y diseño de la comunicación de empresas e instituciones.

Para alcanzar los objetivos preestablecidos, se parte de los resultados de la investigación para aplicarlos al proyecto lo que, además, significa generar soluciones específicas para los sujetos con los que el CSL colabora. Por este motivo, la investigación del CSL ofrece soluciones que responden a la necesidad de la organización con la que colabora, de hecho, cada solución aplicada tiene en cuenta las innumerables experiencias del laboratorio y, a la vez, aplica el saber hacer a los productos desarrollados con el objetivo de valorizar la identidad y los objetivos empresariales.

Los principales productos utilizados por el laboratorio pueden subdividirse en tres grandes categorías.

Productos para el análisis de las necesidades, tanto las que son percibidas como las que se ignoran

Esta tipología de productos trata de analizar las necesidades de la organización y de definir los objetivos del proyecto. Ante las demandas de la entidad que pide consejo, el CSL pone en marcha una fase de pesquisas con el objetivo de investigar de cerca las criticidades y las necesidades percibidas. Se les presta especial atención con el objetivo y la necesidad de identificar posibles necesidades no percibidas y que la organización no ha conseguido formalizar. Este modo de recabar información es particularmente efectivo para identificar el foco de la investigación y diseñar los pasos sucesivos que guiarán el proyecto. Esta fase de análisis es fundamental para comprender la identidad de la organización, de la entidad o de la institución con la que colabora el CSL con el fin de proporcionarles una imagen clara y definida, útil para la ejecución de los siguientes procedimientos destinados a corregir los posibles problemas que puedan surgir.

Productos para la proyección de estrategias de comunicación.

Esta tipología de productos trata de desarrollar acciones que estén en grado de idear, diseñar y replantear estrategias de comunicación eficaces para alinear la identidad de la organización con la que el CSL colabora. Los productos destinados al diseño de estrategias comunicativas prevén la implicación activa de la entidad a la que se asesora con el objetivo de construir conjuntamente la mejor estrategia para valorizar sus singularidades.

Productos para el desarrollo de estrategias de comunicación.

El CSL no solo diseña las estrategias de comunicación, sino que además las transforma en acciones que se aplican a la organización con el fin de alcanzar los objetivos prefijados y colmar las necesidades individualizadas. Cada acción producida por el CSL, ya en la fase de proyección, además pretende formar a la organización de modo que pueda seguir el trabajo ya iniciado. El rol del comunicador es el de desarrollar la comunicación necesaria para la organización, alejándose gradualmente, después de haber formado a la entidad a la que se asesora en lo relativo al “saber hacer”, dejando las competencias y conocimientos procedentes del CSL.