El Objeto Comunicativo Matriz (OCM): el corazón del diseño generativo

El Objeto Comunicativo Matriz (OCM) es el medio principal con el que iniciar la intervención del CfGC para renovar por completo el sistema comunicativo de una entidad.

***

Profundizar el análisis y desarrollar el diseño

El Objeto Comunicativo Matriz (OCM) es el medio principal con el que iniciar la intervención del CfGC para renovar por completo el sistema comunicativo de una entidad.
Consiste en crear, al principio del proyecto, una herramienta de comunicación con la que realizar el análisis, la planificación y la puesta en escena del nuevo sistema comunicativo de las entidades con las que el CfGC colabora, ya sean estas empresas, instituciones o asociaciones.
Puede tratarse de una herramienta comunicativa en uso o creada para la ocasión: desde renovar el sitio web a monitorizar las reuniones del consejo de administración, o a cómo reformar un punto de ventas; desde el desarrollo de una estrategia eficaz para las redes sociales hasta la gestión de la imagen pública, las newsletter o las publicaciones internas. Se trata de un objeto concreto que comunica con los entornos internos y externos según la estrategia de comunicación establecida y que transforma por completo el sistema comunicativo de la organización.

Revitalizar los recursos desestimados

El desarrollo y la puesta en marcha del OCM permite analizar, desde un enfoque innovador, los elementos críticos y las situaciones conflictivas dentro de la organización, y valorar las fortalezas, los recursos desetimados y las oportunidades no aprovechadas en el modelo de comunicación anterior. El OCM tiene también repercusiones sobre el entorno externo, porque expresa con hechos el proceso de innovación a las partes implicadas. Una nueva gestión en redes sociales, la organización de eventos diferentes y un punto de contacto con el cliente eficaz e innovador ayudan a percibir los cambios realizados y las estrategias de comunicación en desarrollo.
Esencialmente, el OCM crea un entorno de colaboración sostenible que ningún tipo de innovación con enfoque vertical podrá jamás obtener. Las partes interesadas, ya sean internas o externas, sienten que pertenecen a este proceso innovador porque contribuyen en su creación diaria, cada uno a su manera.

Comenzar una nueva comunicación

Al activarse el proceso de OCM, el conocimiento y los datos de la visión, misión y operatividad son esenciales a la hora de crear los perfiles de personas, contenidos, herramientas, funciones, flujos comunicacionales internos/externos y mucho más: todos estos conocimientos son fundamentales para poder elaborar otra acción estratégica. Es decir, la acción que transforma el sistema de comunicación de una entidad por completo tanto a nivel de comunicación organizacional interna como externa.
En resumen, comenzar una nueva comunicación activando un Objeto Comunicativo Matriz significa actuar sobre una sola herramienta de comunicación y, así mismo, comenzar a transformar el ecosistema comunicativo en su totalidad.